Posted on August 17, 2016


Riego automatico definicion de salud

Estado HTTP 400 - Content Server could not process the request

type

mensaje

descripción

Apache Tomcat/6.0.33

Source: http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3DDeterminaci%C3%B3n+de+glucemia+capilar.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DHospitalGregorioMaranon&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1310577449675&ssbinary=true



Ver video acerca riego automatico definicion de salud

Manometro

Nota de la editora de eLCOSH: Este es un documento grande. Le recomendamos que utilice la función "Find in Page" (Control + F, o "Edit, Find" bajo "Page"). Por ejemplo, si desea buscar información sobre cemento, presione la tecla Control (Ctrl), luego la letra F y escriba la palabra "cemento" en el cuadro para escribir texto. Luego haga clic en el botón "Find Next" para buscar la siguiente palabra "cemento".







SUMARIO



SALUD, PREVENCION Y GESTION





































PRINCIPALES SECTORES Y SUS RIESGOS



















HERRAMIENTAS, MAQUINAS Y MATERIALES















































Riesgos de salud y seguridad en el sector de la construcción

Reducción de la concentración de la exposición

  • controles de ingeniería en la fuente
  • controles medioambientales que eliminan el riesgo del entorno
  • protecciones personales facilitadas al trabajador

Controles de ingenieríaControles medioambientalesProtección individual

  • Trabajador de la construcción en Nairobi, Kenya, sin casco ni calzado de protección.
  • Instalaciones sanitarias y comedores

    Lesiones y enfermedades en la construcción

    Un estudio efectuado entre los trabajadores de la construcción suecos no mostró una tasa de mortalidad general elevada relacionada con el trabajo, pero mostró altas tasas de mortalidad por condiciones específicas (véase la Tabla 93.3).

    Lesiones causantes de pérdidas de tiempo o incapacidades

    Tabla 93.3 • Profesiones de la construcción con índices de mortalidad (SMR) e índices de incidencia (SIR) significativamente superiores a los normales por causas diversas.

    Profesión SMR significativamente superior SIR significativamente superior
    Albañiles Tumor peritoneal
    Hormigonadores Todas las causas,* todos los tipos de cáncer,* cáncer de estómago, muerte violenta,*caídas accidentales Cáncer de labios, cáncer de laringe y estómago,*a cáncer de pulmón
    Gruístas Muerte violenta*
    Conductores Todas las causas,* cardiovasculares* Cáncer de labios
    Colocadores de
    aislamientos
    Todas las causas,* cáncer de pulmón, neumoconiosis, muerte violenta* Tumor peritoneal, cáncer de pulmón
    Maquinistas Cardiovasculares,* otros accidentes
    Fontaneros Todos los tipos de cáncer,* cáncer de pulmón, neumoconiosis Todos los tipos de cáncer, tumor pleural, cáncer de pulmón
    Canteros Todas las causas,* cardiovasculares,*
    Planchistas Todos los tipos de cáncer,* cáncer de pulmón, caídas accidentales Todos los tipos de cáncer, cáncer de pulmón

    Ebanistas/carpinteros

    Cáncer de nariz y del seno nasal

    * Los cánceres o causas de muerte son significativamente más numerosos que en las demás profe siones combinadas. "Otros accidentes" incluye las lesiones laborales típicas.

    a. El riesgo relativo de contraer cáncer de laringe entre los hormigonadores, comparado con el de los carpinteros, es 3 veces mayor.

    b. El riesgo relativo de contraer cáncer de pulmón entre los hormigonadores, comparado con el de los carpinteros, es casi el doble.

    Fuente: Engholm y Englund 1995.

    Coste de las lesiones y enfermedades

    Gestión para un trabajo seguro en la construcciónPrevención de accidentes y lesiones

    Riesgos para la salud en obras subterráneasBohuslav Málek

    Riesgos

    Prevención

    Servicios preventivos sanitarios en la construcciónPekka Roto

    • Trastornos musculosqueléticos, sordera laboral, dermatitis y trastornos pulmonares son las dolencias más comunes producidas por el trabajo.
    • Un riesgo acrecentado de carcinomas del tracto respiratorio y mesoteliomas causados por exposición al amianto detectados en todos los países en que existen estadísticas de morbilidad y mortalidad laborales.
    • Trastornos causados por una nutrición inadecuada, por el tabaco o por el consumo de alcohol y drogas, que se asocian especialmente con los trabajadores inmigrantes, que representan una proporción considerable de los trabajadores de la construcción en muchos países.

    Los servicios de salud preventivos para los trabajadores de la construcción deben planificarse dando prioridad a estos riesgos.

    Tipos de servicios de salud laboral

    1. servicios especializados para trabajadores de la construcción
    2. asistencia sanitaria laboral para trabajadores de la construcción prestada por servicios sanitarios de ámbito más amplio
    3. asistencia sanitaria prestada voluntariamente por la empresa.

    Clínicas móviles

    Los reconocimientos médicos previos al empleo y periódicos se realizan, usualmente, de acuerdo con los requisitos establecidos por la legislación o con las orientaciones facilitadas por las autoridades. El contenido del reconocimiento dependerá del historial de exposiciones de cada trabajador. Los contratos de plazo corto y la frecuente rotación de la mano de obra pueden dar lugar a reconocimientos médicos "frustrados" o "inadecuados", a la pérdida del seguimiento de los resultados o una duplicación injustificada de los reconocimientos médicos. Por tanto, se recomienda la práctica de reconocimientos periódicos regulares para todos los trabajadores. Un reconocimiento de salud tipo debe incluir: un historial de exposiciones, un historial de síntomas y enfermedades con especial énfasis en las dolencias musculosqueléticas y alérgicas, un reconocimiento anatómico básico y pruebas de audiometría, vista, espirometría y presión arterial. Los reconocimientos deben facilitar también consejos sanitarios e información sobre el modo de evitar los riesgos laborales comunes.

    Vigilancia y prevención de problemas clave en los trabajos de construcciónTrastornos musculosqueléticos y su prevención

    Dermatitis profesional

    Necesidades especiales de los trabajadores inmigrantes

    Beneficios económicos

    Normas de seguridad y salud: la experiencia de los Países BajosLeen Akkers

    Normativa legal

    Política en materia de absentismo

    Responsabilidad conjunta

    Calidad del proceso de construcción

    Factores de organización que afectan a la salud y la seguridadDoug J. McVittie

    Diversidad de proyectos y actividades laborales

    Relaciones clientecontratista

    Tabla 93.4 • Importe de los proyectos de construcción en Canadá, en 1993 (basado en el importe de las licencias de construcción expedidas en el mismo año).

    Tipo de proyecto, Importe ($ Can) % del total
    Edificios residenciales (casas, apartamentos) 38.432.467.000
    40,7
    Edificios industriales (fábricas, instalaciones mineras) 2.594.152.000 2,8
    Edificios comerciales (oficinas, almacenes, tiendas, etc). 11.146.469.000 11,8
    Edificios institucionales (escuelas, hospitales) 6.205.352.000 6.6
    Otros edificios (terminales de aeropuertos, estaciones de autobuses, granjas, etc.) 2.936.757.000 3.1
    Instalaciones marítimas (muelles, dragados) 575.865.000 0.6
    Carreteras y autopistas 6.799.688.000
    7,2
    Redes de agua y alcantarillado 3.025.810.000 3,2
    Presas y regadíos 333.736.000 0,3
    Energía eléctrica (térmica/nuclear/hidráulica) 7.644.985.000 8,1
    Ferrocarriles, teléfonos y telégrafos 3.069.782.000 3,2
    Gas y petróleo (refinerías, oleoductos, gasoductos) 8.080.664.000 8,6
    Otras obras civiles (puentes, túneles, etc.) 3.565.534.000 3. 8
    Total

    94.411.261.000

    100
    Fuente : Statistics Canada 1993    

    Relaciones contratistacontratista

    Tabla 93.5 • Contratistas/subcontratistas en proyectos industriales/comerciales/institucionales típicos.

    Director del proyecto/contratista general Contratista de pintura
    Contratista de movimiento de tierras Contratista de vidriería
    Contratista de encofrados Contratista de albañilería
    Contratista de ferralla Contratista de ebanistería y armarios
    Contratista de estructuras metálicas Contratista de pavimentos
    Contratista de instalaciones eléctricas Contratista de calefacción/ ventilación y aire acondicionado
    Contratista de fontanería Contratista de cubiertas
    Contratista de tabiquería en seco Contratista de paisajismo

    Relaciones empresatrabajador

    Relaciones intersindicales

    Carácter dinámico de la construcción

    Resumen

    Gestión de calidad y prevención integradasRudolf Scholbeck

    Mejora de la salud y seguridad en el trabajo

    Mejora de la competitividad

    La presión de la competencia internacional podría ser mayor en el futuro. Parece prudente, por tanto, integrar de entrada medidas preventivas dentro del sistema de gestión de calidad, mejor que esperar y hacerlo más adelante, obligados por la creciente presión competitiva, cuando la presión del tiempo y los costes de personal y financiación serán mayores. Además, una ventaja no insignificante de un sistema de gestión de calidad y de prevención integrados es que la existencia de tal programa bien documentado probablemente reducirá los costes de cobertura, no sólo para las indemnizaciones a los trabajadores, sino de la responsabilidad civil del constructor.

    Dirección de la empresa

    Evaluación de los resultados

    Un ejemplo de Alemania

    1. Se preparan, por separado, un manual de gestión de calidad y un manual de gestión de seguridad en el trabajo. Cada uno contiene sus propios procedimientos e instrucciones de trabajo. En casos extremos, este método da lugar a soluciones ineficaces, organizadas aisladamente, que duplican el trabajo y en la práctica no proporcionan los resultados apetecidos.
    2. En el manual de gestión de calidad se inserta un capítulo adicional bajo el título “Seguridad y salud en el trabajo”. En este capítulo se incluyen todas las declaraciones relativas a salud y seguridad en el trabajo. Algunas empresas constructoras eligen este camino. La inserción de un problema de salud y seguridad en un capítulo separado puede resaltar la importancia de la prevención, pero conlleva el riesgo de ser ignorado como “la rueda de repuesto”, y sirve más de prueba de un intento que de orden para adoptar las medidas adecuadas.
    3. Todos los aspectos de seguridad y salud en el trabajo se incorporan directamente en el sistema de gestión de calidad. Esta es la realización más sistemática de la idea básica de la integración. La estructura integrada y flexible de los modelos de presentación de las normas alemanas DIN EN ISO 90019003 permite tal inclusión.
    4. La Asociación Sectorial de la Construcción Subterránea (Berufsgenossenschaft) favorece una integración modular. Este concepto se explica más adelante.

    Integración en la gestión de calidad

    Coordinación y puesta en prácticaAuditorías generales

    Principales SectoresJeffrey Hinksman

    Pequeños contratistas y autónomos

    Sectores público y privado

    Trabajos allende las fronteras nacionales

    Proyectistas

    Tipos de contratos

    Precio

    Los promotores pueden influir en la salud y seguridad de la construcción de un modo similar a los clientes; en primer lugar, recurriendo a contratistas que sean competentes en salud y seguridad y arquitectos que consideren la salud y seguridad en sus proyectos y, en segundo lugar, desechando automáticamente las ofertas más bajas. Los promotores generalmente desean que sus promociones tengan éxito, y una medida del éxito de un proyecto debería ser que durante el proceso constructivo no se produzcan problemas importantes de salud y seguridad.

    Planificación y normas de edificaciónViviendas

    A menudo se construyen casas con fines especulativos por parte de un promotor. Los clientes u ocupantes específicos de tales casas pueden ser desconocidos al iniciarse el proceso, pero aparecen en escena después de que la construcción ha comenzado y adquieren o alquilan la propiedad como cualquier otra mercancía. Las casas suelen estar equipadas con instalaciones de electricidad, fontanería y alcantarillado y de calefacción; también pueden contar con una acometida de gas. A veces, con la intención de reducir costes, las casas se entregan sólo parcialmente acabadas, dejando en manos del comprador la instalación de los accesorios y la pintura y decoración del edificio.

    Edificios comerciales

    Construcción industrial

    Proyectos llave en mano

    Obras civiles y construcción pesada

    Puentes
    Túneles

    Presas

    Una presa construida simplemente de tierra o roca desplazadas requiere una maquinaria importante de excavación, perforación y escariado, además de camiones. Si el muro de la presa se recubre de mampostería o de hormigón, será necesario emplear grúas elevadas y de largo alcance capaces de colocar los mampuestos, los encofrados y el hormigón en el sitio requerido. Será necesario un suministro continuo de hormigón de buena calidad, lo cual exigirá instalar una planta de fabricación de hormigón junto al lugar de los trabajos, cuyo hormigón se colocará por medio de una grúa o se bombeará hasta el lugar de colocación.

    Canales y dársenas

    Obras ferroviarias

    Los contratistas que realizan trabajos de construcción y reparación de ferrocarriles requieren la maquinaria de construcción habitual y un apoyo logístico eficaz para asegurar que las vías, el balasto y el resto de los materiales siempre estén disponibles, incluso en los sitios alejados. Los contratistas pueden usar la vía que acaban de tender para los trenes de suministro de sus obras. Los contratistas que efectúan el mantenimiento de ferrocarriles en funcionamiento tienen que adoptar precauciones para que sus trabajos no interfieran con los movimientos de trenes y para no poner en peligro a los obreros o al público.

    Aeropuertos

    Tipos de proyectos y sus riesgos asociadosJeffrey Hinksman

    Nuevos localesConcepción (proyecto

    Excavación

    Apuntalamiento de los costados de la trinchera

    Superestructura
    Trabajos con escaleras

    Andamios

  • Montaje de andamios en una obra en Ginebra, Suiza, sin las protecciones adecuadas.
  • Todos los andamios y las escaleras deberán ser inspeccionados por una persona competente, al menos semanalmente, y antes de volver a usarlos después de haber estado expuestos a condiciones meteorológicas que los puedan haber dañado. No deberán emplearse escaleras con largueros agrietados ni peldaños rotos. Los operarios que monten y desmonten los andamios deberán recibir una formación específica y deberán tener experiencia para asegurar su propia seguridad y la de otros que puedan usar los andamios. A menudo los andamios son suministrados por un contratista, quizás el principal, para uso por el resto de contratistas. En este caso, los operarios de algún oficio pueden modificar o desplazar partes de los andamios para facilitar su trabajo, sin restaurar el andamio a continuación, o sin percatarse del riesgo que han creado. Es importante que las disposiciones en materia de coordinación de salud y seguridad en el ámbito de la obra traten eficazmente del efecto de la acción de un oficio en la seguridad de los demás.

    Equipo de acceso motorizado
    Montaje de estructuras metálicas

    Trabajos en cubiertas

    El riesgo proveniente de caídas desde las cubiertas planas se puede evitar rodeando su perímetro con una protección provisional en forma de barandilla de dimensiones análogas a las que se instalan en los andamios. Si el edificio se encuentra aún rodeado por el andamio exterior, éste se puede prolongar hasta el nivel de la cubierta, para ofrecer una protección perimetral a los que trabajan en ella. Las caídas por agujeros en las cubiertas planas se pueden evitar mediante su cubrición o, si han de permanecer abiertos, colocando barandillas en su perímetro.

    La colocación de cubiertas, incluso las que son planas, puede resultar peligrosa en condiciones de fuerte viento o bajo una intensa lluvia. Materiales como las planchas, normalmente seguros de manipular, pueden llegar a ser peligrosos en estas condiciones atmosféricas. Los trabajos inseguros en cubiertas no solo ponen en peligro a los operarios que trabajan en ellas, sino que representan un riesgo para las personas situadas debajo. La construcción de cubiertas nuevas es un trabajo peligroso, pero el mantenimiento de las mismas es aún más peligroso, si cabe.

    Renovación

    Limpieza de ventanas

    Suministros

    La instalación de los servicios deberá hacerse de acuerdo con las normas locales en vigor. Estas, por ejemplo, deberán cubrir todos los aspectos de seguridad de las instalaciones de gas y eléctricas, de modo que los contratistas eléctricos no tengan duda alguna acerca de las normas exigidas para la instalación de cables, aislamiento, puesta a tierra, fusibles, aisladores, y las de instalación de gas, acerca de la protección de tuberías, aislamiento, ventilación adecuada y acoplamiento de dispositivos de seguridad ante fallos de la llama y pérdida de presión. La omisión por parte de los contratistas de ocuparse adecuadamente de estos asuntos de detalle en la instalación o en el mantenimiento de los servicios originará riesgos, tanto para sus propios operarios como para los ocupantes del edificio.

    Acabados interiores

    Riesgos de incendio en acabados interioresAcabados exteriores

    Paisajismo

    Demolición

    Demolición con bola

    Explosivos

    Desmontaje

    Trabajos junto al agua o dentro del agua

    Los trabajos sobre el agua se ejecutan a menudo en lugares que suelen estar sujetos a fuertes vientos, lluvia penetrante o heladas. Estas circunstancias aumentan el riesgo de caídas y la pérdida de calor. El tiempo severo puede causar la parada del trabajo, incluso en medio de un turno; para evitar una excesiva pérdida de calor puede ser necesario complementar las ropas de protección al frío o las normales impermeables con ropa interior térmica.

    Trabajos submarinos

    Cajones

    Túneles subacuáticos

    Zanjas

    Jack L. Mickle

    Derrumbamiento de las paredes de la zanjaTipos de terreno y entorno

    Los terrenos granulosos consisten en limos, arena, grava o material de mayor tamaño. Estos tipos de terreno, cuando están húmedos, ofrecen una cohesión aparente (a semejanza de los castillos de arena); cuanto más finas son las partículas, mayor es la cohesión aparente. Sin embargo, cuando se encuentran sumergidos o están secos, los terrenos granulosos de tamaño más grueso se desmoronan inmediatamente, hasta alcanzar un ángulo de estabilidad, comprendido entre 30 y 45° según la forma redondeada o angular de sus partículas.

    Protección de los trabajadores

  • Las entibaciones consisten en montantes a ambos lados de la zanja, sujetos por codales.
  • Los largueros mantienen verticales los montantes, permitiendo un mayor espaciamiento de los codales.
  • Entibación con tablones y codales en terreno granuloso.
  • Anegamientos

  • Las planchas protegen a los trabajadores del derrumbamiento de las paredes de la zanja.
  • Gases y humos letales y falta de oxígeno

    Caídas y otros riesgos

    HerramientasScott P. Schneider

    Equipos, máquinas y materialesHans Göran LinderDirectivas de la Comunidad Europea relativas ala salud y seguridad de los trabajadoresAndamios

    Tipos de andamiosAjuste vertical del andamioMontaje de andamios de fachada prefabricados

    • El fabricante deberá facilitar instrucciones detalladas para el montaje, las cuales se conservarán en el lugar de trabajo y el montaje deberá ser supervisado por personal competente. Se tomarán precauciones para proteger a las personas que pasen por debajo del andamio, acordonando la zona, erigiendo un andamio adicional que sirva de paso cubierto de peatones, o creando un voladizo de protección.
    • La base del andamio se colocará sobre una superficie firme y nivelada. Se colocará una placa de base metálica regulable sobre los tablones o los tableros, a fin de crear una superficie suficiente para la distribución de la carga.
    • Un andamio que esté a más de 2 a 3,5 m sobre el suelo deberá estar equipado con protecciones de caídas, comprendiendo una barandilla a una altura mínima de 1 m sobre la plataforma, una barandilla intermedia y un rodapié. Para trasladar herramientas y materiales dentro y fuera de la plataforma, se puede practicar el hueco menor posible en la barandilla, con un tope inferior y barandillas a ambos lados del mismo.
    • Se deberá habilitar un acceso al andamio para que se efectúe normalmente a través de escaleras fijas y no portátiles.
    • El andamio deberá estar firmemente sujeto a la fábrica del edificio, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
    • La estabilidad del andamio deberá reforzarse mediante elementos diagonales u horizontales (arriostramientos), de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
    • El andamio deberá estar lo más próximo posible a la fachada del edificio; si la separación es superior a 300 mm, puede ser necesaria una segunda barandilla por la parte interior de la
      plataforma.
    • Si se emplean tablones para formar la plataforma, éstos deben estar sujetos firmemente a la estructura del andamio. Una norma europea de próxima aparición estipula que la flecha (comba) no será superior a 25 mm.

  • Excavación mecánica en una obra en Francia.
  • Maquinaria de movimiento de tierras
    Acceso

    Puesto del maquinista

    Protección de vuelco y de caída de objetosAsiento del maquinista

  • Modelo de retroexcavadora con pala cargadora y dirección articulada.
  • Las vibraciones transmitidas por el asiento del maquinista cumplirán la normativa internacional aplicable en materia de vibraciones (ISO 1982) para tractorestopadora, cargadoras y tractorestraílla.

    Mandos e indicadores

    • luces de parada e indicadores de dirección en las máquinas diseñadas para una velocidad de desplazamiento superior a 30 km/h
    • un dispositivo acústico de alarma, controlado desde el puesto del maquinista y cuyo nivel acústico sea, al menos, de 93 dBA a una distancia de 7 m desde el extremo anterior de la máquina, y
    • un dispositivo que permita la instalación de una luz parpadeante.

    Movimiento incontroladoSistemas de dirección y frenado

    Alumbrado
    Estabilidad
    Componentes eléctricosDepósitos de combustible y fluidos hidráulicosProtección contra el fuegoMantenimiento

    RotuladoSeñalización de alertaCondiciones de funcionamiento

    Posicionamiento de una máquina para el trabajoTendido eléctrico

    Trabajos en carreteras con tráficoMaterialesAmiantoLadrillos, hormigón y piedraPavimentosColas y pegamentos

    Lana mineral y otros tipos de aislamientoPinturas e imprimacionesPlástico y cauchoAcero, aluminio y cobre

    Paneles de revestimiento de paredes y yeso
    Madera

    GrúasFrancis HardyRiesgos de las grúas

    • Riesgos eléctricos. Se puede producir el contacto con el tendido eléctrico y el arco formado por la corriente eléctrica a través del aire si la máquina o el cable de elevación se encuentran demasiado próximos a la línea. Cuando se produce el contacto con la línea, el peligro no se limita solamente al operador de la máquina, sino que se extiende a todo el personal situado en su proximidad. El veintitrés por ciento del total de las muertes por accidentes de grúa en Estados Unidos, en 19881989, fueron ocasionados por contacto con líneas eléctricas. Aparte de las lesiones a las personas, la corriente eléctrica puede causar daños estructurales en la grúa.
    • Fallos de la estructura y sobrecargas. Los fallos de la estructura se producen cuando una grúa o sus componentes de estiba se someten a esfuerzos estructurales que pueden causar daños irreparables. El balanceo o la descarga súbita de la carga, el uso de componentes defectuosos, la elevación de una carga superior a la capacidad admitida, el arrastre de cargas y la recogida de la carga fuera de la vertical pueden causar sobrecargas.
    • Falta de estabilidad. La falta de estabilidad es más frecuente en las grúas móviles que en las fijas. Cuando una grúa mueve una carga, balancea su pluma o se mueve fuera de su campo de estabilidad, la grúa tiende a volcar. Las condiciones del terreno también pueden causar fallos de estabilidad. Cuando una grúa no está nivelada, su estabilidad se reduce si la pluma se orienta en ciertas direcciones. Cuando se instala una grúa en un terreno que no puede soportar su peso, el terreno se hundirá, causando el vuelco de la grúa. También se conocen casos en que las grúas han volcado al desplazarse por rampas inadecuadamente compactadas en obras de construcción.
    • Caída o deslizamiento de materiales. Los materiales pueden caer o resbalar si no están debidamente sujetados. La caída de materiales puede lesionar a los trabajadores situados en su proximidad o causar daños a las cosas. Los movimientos de material no deseados pueden atrapar o aplastar a los obreros involucrados en la maniobra de carga o descarga.
    • Mantenimiento y procedimientos de montaje y desmontaje inadecuados.Un acceso en malas condiciones, la ausencia de protecciones contra caídas y las prácticas inadecuadas han causado lesiones y a veces la muerte de operarios mientras realizaban el mantenimiento, montaje y desmontaje de grúas. Este problema es más común con las grúas móviles, cuyo mantenimiento se realiza sobre el terreno y carecen de dispositivos de acceso. Muchas grúas, en especial los modelos más antiguos, no están provistas de barandillas o peldaños para facilitar el acceso a diversas partes de la grúa. El mantenimiento alrededor de la pluma y encima de la cabina es peligroso si los trabajadores caminan por la pluma sin equipo de protección contracaídas. En las grúas de pluma en celosía, la carga y descarga incorrectas, además del montaje y desmontaje de la pluma, han causado que trozos de ella cayeran sobre los obreros. O bien los tramos de la pluma no estaban adecuadamente apoyados durante las operaciones, o bien la sujeción de los cables que sujetaban la pluma se había realizado defectuosamente.
    • Riesgos del ayudante o engrasador. Se produce una situación muy peligrosa cuando la parte superior de la grúa gira más allá de la parte inferior estacionaria durante su funcionamiento normal. Todos los ayudantes que trabajan alrededor de la grúa deberán permanecer fuera de la base de la misma durante su funcionamiento.
    • Riesgos físicos, químicos y de fatiga del gruista. Si la cabina no está aislada, el gruista puede estar expuesto a un ruido excesivo que le cause sordera. Los asientos diseñados inadecuadamente pueden causarle dolores de espalda. La falta de ajuste de la altura del asiento y de su inclinación pueden ocasionar una mala visibilidad desde el puesto del conductor. Un diseño impropio de la cabina contribuye a una mala visibilidad. Los escapes de los motores de gasóleo o gasolina contienen humos que son peligrosos en zonas confinadas. Existe también la preocupación por el efecto de la vibración en todo el cuerpo transmitida por el motor, en especial en las grúas más antiguas. Las limitaciones de tiempo o la fatiga también intervienen en los accidentes de grúas.

    Medidas de control

  • Distancia preceptiva para voltajes normales en trabajos próximos a tendidos eléctricos de alta tensión.
  • Voltaje normal en kilovoltios (entre fases) Distancia mínima preceptiva en metros (y pies)*
    Hasta 50
    De 50 a 200
    De 200 a 350
    De 350 a500
    De 500 a 750
    De 750 a 1,000
    3,1 (10)
    4,6 (15)
    6,1 (20)
    7,6 (25)
    10,7 (35)
    13,7 (45)

    * Los valores en metros se han calculado a partir de los valores recomendados en pies. Fuente: ASME 1994.

    Normas y legislación

    Ascensores, escaleras mecánicas y elevadoresJ. Staal y John Quackenbush*

    Ascensores

    La tercera categoría la constituye el montacargas de servicio (montaplatos), que es una instalación permanente de elevación que accede a unos niveles definidos, pero cuya cabina es demasiado pequeña para transportar personas. Los montacargas de servicio transportan comida y suministros en hoteles y hospitales, libros en las bibliotecas, correo en los edificios de oficinas, etc. Generalmente, la superficie del piso de este tipo de cabina no excede de 1 m 2 , su profundidad de 1 m, y su altura de 1,20 m.

  • Vista esquemática de una instalación de ascensor con los principales componentes.
  • NormalizaciónCondiciones generales de seguridad

  • Disposición de la protección inferior de la cabina para evitar atrapamientos.
  • En función de la legislación nacional, los ascensores destinados principalmente al transporte de mercancías, vehículos y automóviles acompañados por usuarios autorizados e instruidos pueden utilizar una o dos entradas a la cabina opuestas y sin puertas de cabina, con la condición de que la velocidad autorizada no sobrepase los 0,63 m/s, que la profundidad de la cabina no sea menor de 1,50 m. y que la pared del hueco enfrente de la entrada, incluso las puertas de desembarque, esté lisa y enrasada. En los ascensores de mercancías de uso industrial (montacargas de mercancías), las puertas de acceso son generalmente puertas automáticas bipartidas en vertical, y habitualmente no cumplen estas condiciones. En tal caso, la puerta de cabina que se requiere es una corredera vertical hecha de mallazo. El ancho de separación entre la cabina del ascensor y las puertas de acceso debe ser el mismo para evitar daños en los paneles del montacargas por carretillas elevadoras u otros vehículos al entrar o salir del montacargas. El diseño de este tipo de montacargas ha de tener en cuenta la carga, el peso del equipo de manutención y los grandes esfuerzos que conlleva la conducción, parada e inversión del movimiento de estos vehículos. Las guías de la cabina requieren un refuerzo especial. Si se permite el transporte de personas, el número admisible se corresponderá con la superficie del piso de la cabina. Por ejemplo, la superficie de un ascensor para una carga de 2.500 kg deberá ser de 5 m 2 , suficiente para 33 personas. La carga y el acompañamiento de la misma se hará con sumo cuidado. La Figura 93.13 muestra una situación deficiente.

    Controles
    Inspecciones y pruebas

  • Ejemplo de práctica peligrosa en un montacargas.
  • Mantenimiento e inspección

    Escaleras mecánicasCondiciones generales de seguridad

  • Escalón de una escalera mecánica.
  • X: Altura entre escalones (no superior a 0,24 m), Y: Profundidad (mínima 0,38 m); Z: Anchura (entre 0,58 y 1,10 m). .: Huella del escalón ranurada. F : Contrahuella del escalón ranurada.

  • Escalera mecánica.
  • Mantenimiento e inspección

    Transportadores de personas (aceras móviles)

    Las condiciones de seguridad para los transportadores de personas en general son análogas a las de las escaleras mecánicas y deberán incluirse en el mismo código.

    Elevadores de obra

    Riesgos de incendio

    Ascensores y salud

    Cemento y hormigónL. Prodan y G. Bachofen*

    Cemento

    Producción

    • óxido de calcio (CaO): 60 al 70 %
    • dióxido de silicio (SiO2) (incluyendo un 5 %de SiO2 libre): 19 al 24 %
    • trióxido de aluminio (Al3O3):4 al 7 %
    • óxido férrico (Fe2O3):2 al 6 %
    • óxido de magnesio (MgO): menos del 5 %

    • óxido de aluminio (Al2 O3 ): 50 %
    • óxido de calcio (CaO): 40 %
    • óxido férrico (Fe2O3):6 %
    • dióxido de silicio (SiO2 ):4 %

    UsosRiesgos

  • Proceso de fabricación de cemento.
  • Enfermedades del aparato respiratorio

    Trastornos digestivos

    Enfermedades de la piel

    Trastornos reumáticos y nerviososTrastornos del oído y de la vista
    Accidentes

    Medidas de salud y seguridad

    Trabajos de hormigón y hormigón armado

    Encofrados

    Elementos prefabricadosArmaduras de refuerzo

    Estudios de casos: Prevención de las dermatosis profesionales entre los trabajadores expuestos al polvo de cemento.

    Pekka Roto

    La forma más corriente de dermatosis profesional que se da entre los trabajadores de la construcción está causada por la exposición al cemento. Según el país, del 5 al 15 % de los trabajadores de la construcción —la mayoría de ellos, albañiles— contraen algún tipo de dermatosis a lo largo de su vida laboral. La exposición al cemento origina dos tipos de dermatosis: (1) dermatitis crónica por contacto, que consiste en una irritación local de la piel expuesta al cemento húmedo; y (2) dermatitis alérgica por contacto, que es una reacción cutánea alérgica generalizada producida por la exposición a la adición de cromo hidrosoluble que se encuentra en la mayoría de los cementos. Un kilogramo de polvo normal de cemento contiene de 5 a 10 mg decromo hidrosoluble. El cromo tiene su origen en la materia prima y en el proceso de producción (principalmente de las estructuras de acero empleadas en el proceso).

    La dermatitis alérgica por contacto es crónica e induce fatiga. Si no se trata adecuadamente, puede llegar a reducir la productividad del trabajador y, en muchos casos, puede ser la causa de su jubilación prematura. En los decenios de 1960 y 1970, la dermatitis causada por el cemento fue la causa más comúnmente reseñada de jubilación prematura entre los trabajadores de la construcción en los países escandinavos. Por esta razón, se acometieron procedimientos técnicos e higiénicos para evitar la dermatitis por el cemento. En 1979, científicos daneses sugirieron que la reducción del cromo hexavalente hidrosoluble a cromo trivalente insoluble mediante la adición de sulfato ferroso durante la fabricación podría evitar la dermatosis producida por el cromo (Fregert, Gruvberger y Sandahl 1979).

    En 1983, Dinamarca aprobó una legislación que exigía el uso de cemento con menores niveles de cromo hexavalente. A principios de 1987, le siguió Finlandia con una medida legislativa similar y, en 1989 y 1993, respectivamente, Suecia y Alemania adoptaron decisiones administrativas análogas. En estos cuatro países se determinó que el contenido aceptado de cromo hidrosoluble en agua fuera inferior a 2 mg/kg.

    Antes de la decisión finlandesa en 1987, el Consejo de Protección de los Trabajadores quiso evaluar la frecuencia de la dermatitis crónica en Finlandia. El Consejo solicitó del Instituto Finlandés de Salud en el Trabajo el control de la incidencia de dermatosis profesional entre los trabajadores de la construcción, para evaluar la efectividad de la adición de sulfato ferroso al cemento para evitar la dermatitis producida por el cromo. El Instituto se basó para ello en los datos del Registro finlandés de enfermedades laborales desde 1978 hasta finales de 1992. Los resultados indicaron que la dermatitis en las manos inducida por el cromo había desaparecido prácticamente entre los trabajadores de la construcción, mientras que la incidencia de dermatitis por contacto tóxico había permanecido invariable durante el período estudiado (Roto y otros 1996).

    En Dinamarca sólo se detectó un caso de sensibilización a los cromatos a causa del cemento en un total de 4.511 pruebas realizadas entre 1989 y 1994 con los pacientes de un hospital dermatológico; de ellos, 34 eran trabajadores de la construcción. El número de casos positivos de exposición al cromato entre los trabajadores de la construcción esperado era de 10 entre cada 34 sujetos (Zachariae, Agner y Menn J1996).

    Cada vez parece más claro que la adición de sulfato ferroso al cemento evita la sensibilización al cromato entre los trabajadores de la construcción. Además, nada indica que la adición de sulfato ferroso al cemento comporte efectos negativos para la salud de los trabajadores expuestos. El proceso es viable desde el punto de vista económico y las propiedades del cemento no se alteran. Se ha calculado que la adición de sulfato ferroso al cemento encarece los costes de producción a razón de 1 dólar estadounidense por tonelada. El efecto reductor del sulfato ferroso dura 6 meses; el producto debe mantenerse seco porque la humedad neutraliza su efecto.

    La adición de sulfato ferroso al cemento no cambia su alcalinidad. Por tanto, los trabajadores deben usar una protección adecuada para la piel. En cualquier circunstancia, los trabajadores de la construcción deben evitar el contacto del cemento húmedo con la piel desnuda. Esta precaución es particularmente importante al iniciarse la producción del cemento, cuando los pequeños ajustes de los elementos moldeados se hacen manualmente.

    Prevención de accidentesMezcla del hormigónManipulación y colocación del hormigón

    Encofrados

    Los trabajadores que limpian los encofrados están expuestos a un riesgo para la salud que generalmente no se tiene en cuenta: el empleo de muelas portátiles para quitar los residuos de hormigón adheridos a la superficie del encofrado. Los análisis del polvo que se desprende durante este esmerilado han mostrado que contiene un alto porcentaje de partículas respirables y de sílice. Por tanto, deberán tomarse medidas para controlar el polvo (p. ej., muelas portátiles con dispositivos extractores acoplados a una unidad filtrante o un taller cerrado para la limpieza de tableros de encofrado con ventilación a base de extractores).

    Montaje de elementos prefabricados

    Formación

    AsfaltoJohn Finklea

    Exposiciones y riesgos

    Clases de betunes/asfaltos

    Clase 1: Los betunes de penetración se clasifican por su grado de penetración. Son, generalmente, el producto residual de la destilación atmosférica del petróleo crudo aplicando una posterior destilación al vacío, una oxidación parcial (rectificación al aire), una precipitación por disolventes o una combinación de dichos procesos. En Australia y Estados Unidos, los betunes de unas características aproximadas a las antes descritas reciben el nombre de cementos asfálticos o asfaltos de viscosidad graduada, y se especifican sobre la base de la medición de su viscosidad a 60 °C.

    Clase 2: Los betunes oxidados se clasifican por su punto de reblandecimiento y grado de penetración. Se producen haciendo pasar aire a través del betún blando y caliente en condiciones de temperatura controladas. Este proceso altera las características del betún, al reducir su susceptibilidad a la temperatura y aumentar su resistencia a diferentes esfuerzos aplicados. En Estados Unidos, los betunes producidos con aire soplado se conocen como asfaltos soplados por aire o asfaltos de trabajo, y son similares a los betunes oxidados.

    Clase 3: Los betunes fluidificados (cutback) se producen mezclando betunes de penetración y betunes oxidados con disolventes volátiles adecuados procedentes del petróleo crudo, tales como el éter etílico, queroseno o gasóleo, para reducir su viscosidad y hacerlos más fluidos y fáciles de manejar. Cuando el disolvente se evapora, se recuperan las propiedades iniciales del betún. En los Estados Unidos estos asfaltos se denominan a veces asfaltos de carretera.

    Clase 4: Los betunes duros se clasifican normalmente por su punto de reblandecimiento. Se fabrican de manera similar a los betunes de penetración, pero su grado de penetración es inferior y su punto de reblandecimiento es más elevado (es decir, son más frágiles).

    Clase 5: Las emulsiones bituminosas son finas dispersiones de gotas de betún (de las clases 1, 3 o 6) en agua. Se fabrican usando batidoras de alta velocidad, como los molinos coloidales. El contenido de betún puede oscilar entre el 30 y el 70 % en peso. Las emulsiones pueden ser aniónicas, catiónicas o neutras. En Estados Unidos se denominan asfaltos emulsionados.

    Clase 6: Los betunes mezclados o fluxados pueden fabricarse mezclando betunes (principalmente, de penetración) con extractos de disolventes (subproductos aromáticos del refino del petróleo crudo), con residuos termofisurados del petróleo pesado, o con ciertos productos destilados del petróleo pesado con un punto de ebullición final superior a 350 °C.

    Clase 7: Los betunes modificados contienen cantidades apreciables (normalmente del 3 al 15 % en peso) de aditivos especiales, como polímeros, elastómeros, sulfuros y otros productos usados para modificar sus propiedades; se emplean para aplicaciones especiales.

    Clase 8: Los betunes térmicos se fabricaban por destilación prolongada a altas temperaturas de residuos del petróleo. Actualmente ya no se fabrican ni en Europa ni en Estados Unidos.

    Fuente: IARC1985.


    Medidas de salud y seguridad

    GravaJames L. WeeksReferencias

    • Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC). 1985. Polynuclear aromatic compounds, Part 4: Bitumens, coal tars and derived products, shale oils and soots. En IARC Monographs on the Evaluation of the Carcinogenic Risk of Chemicals to Humans. Vol. 35. Lyon: IARC.
    • American Society of Mechanical Engineers (ASME). 1994. Mobile and Locomotive Cranes: An American National Standard. ASME B30.51994. Nueva York: ASME.
    • Arbetarskyddsstyrelsen (Junta Nacional Sueca de Seguridad y Salud en el Trabajo). 1996. Comunicación personal.
    • Burkhart, G, PA Schulte, C Robinson, WK Sieber, P Vossenas, K Ringen. 1993. Job tasks, potential exposures, and health risks of laborers employed in the construction industry. Am J Ind Med 24:413425.
    • California Department of Health Services. 1987. California Occupational Mortality, 197981. Sacramento, California: California Department of Health Services.
    • Comisión de la Comunidad Europea. 1993. Safety and Health in the Construction Sector. Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de la Unión Europea.
    • Comité Europeo de Normalización (CEN). 1994. EN 4741. Earthmoving Machinery—Safety—Part 1: General Requirements. Bruselas: CEN.
    • Commission on the Future of WorkerManagement Relations. 1994. Fact Finding Report. Washington, DC: US Department of Labor.
    • Consejo de la Comunidad Europea. 1988. Directiva del Consejo de 21 diciembre 1988 relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados Miembros sobre los productos de construcción (89/106/CEE). Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de la Comunidad Europea.
    • Consejo de la Comunidad Europea. 1989. Directiva del Consejo de 14 de junio 1989 relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros sobre máquinas (89/392/CEE). Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de la Comunidad Europea.
    • Construction Safety Asociation of Ontario. 1992. Construction Safety and Health Manual. Toronto: Construction Safety Association of Canada.
    • El Batawi, MA. 1992. Migrant workers. En Occupational Health in Developing Countries, dirigido por J Jeyaratnam. Oxford: Oxford University Press.
    • Engholm, G, A Englund. 1995. Morbidity and mortality patterns in Sweden. Occup Med: State Art Rev 10:261268.
    • Fregert, S, B Gruvberger, E Sandahl. 1979. Reduction of chromate in cement by iron sulphate. Contact Dermat 5:3942.
    • Hinze, J. 1991. Indirect Costs of Construction Accidents. Austin, Texas: Construction Industry Institute.
    • Hoffman, B, M Butz, W Coenen, D Waldeck. 1996. Health and Safety at Work: System and Statistics. Saint Augustin, Alemania: Hauptverband der gewerblichen berufsgenossenschaften.
    • Instituto Finés de Medicina del Trabajo. 1987. Systematic Workplace Survey: Health and Safety in the Construction Industry. Helsinki: Instituto Finés de Medicina del Trabajo.

    • 1994. Asbestos Program, 19871992. Helsinki: Instituto Finés de Medicina del Trabajo.

    • Jack, TA, MJ Zak. 1993. Results from the First National Census of Fatal Occupational Injuries, 1992. Washington, DC: Bureau of Labor Statistics.
    • Japan Construction Safety and Health Association. 1996. Comunicación personal.
    • Kisner, SM, DE Fosbroke. 1994. Injury hazards in the construction industry. J Occup Med 36:137143.
    • Levitt, RE, NM Samelson. 1993. Construction Safety Management. Nueva York: Wiley & Sons.
    • Markowitz, S, S Fisher